miércoles, 14 de marzo de 2007

PASAJE LA PIEDAD

LA PIEDAD ALLEY
todas las imagénes pueden ampliarse // all image can be extended


A solo dos cuadras del Pasaje Rivarola (ver artículo en este blog), se encuentra el Pasaje La Piedad. Sobre la calle Bartolomé Mitre, entre Montevideo y Paraná.

To two blocks of the Rivarola alley (see article in this blog), is the La Piedad alley. In the Bartolome Mitre street, between Montevideo street and Parana street


Los accesos desde Bartolomé Mitre están enrejados (costumbre necesaria desde las últimas dos décadas en Buenos Aires y alrededores), por lo cual el Pasaje es inevitablemente casi privado. Es decir, que el acceso es difícil para conocer su única calle paralela a Mitre (y dentro de una misma manzana). La curiosidad invita a entrar y doblar esa esquina.


The access from Bartolome Mitre street is enclosure with grates (a necessary custom for two decade ago in Buenos Aires city and environs). Then it is almost private. Although the access is difficult, the curiosity invites to enter and to double the corner.

Caminando desde la esquina de Montevideo, se puede ingresar (si la reja está abierta y ningún vecino del Pasaje se ofende) al Pasaje. Un cuidado pavimento de adoquines invita a pasar a otro "tiempo" e imaginar una ciudad distinta y distante cuando se observa la austera puerta del "Teatro de la Piedad". Enfrente, dos puertas (madera trabajada y bronce) con la numeración "1" y "2" indican el comienzo del circuito de esa microciudad que es el Pasaje.

Walking from the corner from Montevideo street, you can enter ( if the grates is open and some neighbor no takes offense) to the alley. A taken care of affluent paving stone pavement invites to enter to another time in order to imagine different and distant a city.
You can see the austere door of the theater La Piedad. In the path of opposite, two doors (in worked wood and bronze) with the numeration “1” and “2”, show the start of the circuit in the alley.


Hacia el final de esa calle, hay obligación de doblar a la derecha. En esa calle paralela a Mitre, se ubican tres entradas con porches respectivos.
Enfrente, una seguidilla de puertas similares, faroles y ladrillos que pueden hacer recordar a algun film inglés o francés ambientado a fines del siglo pasado.
Un lado de la calle parece la ostentación, el otro la sobriedad. Una eterna dualidad que también parece presentarse en pocos metros de extraña calle.

At the end of the street you must turn to the right. In parallel street to Mitre street three entrances of houses with respective porches are located.

In the path of opposite there are many similar doors, lights and houses. It makes remember some english or french film that this acclimated in the XIX century. An eternal dualidad appears in this street, by a side the ostentation and by other the sobriety.


El recorrido termina en otra calle con salida a Bartolomé Mitre, enfrentando a la Iglesia de la Piedad.

The circuit finishes in other street with exit to Mitre street. La Piedad church can see.

For more information:
La historia del Pasaje está bien explicada en
http://www.buenosairesantiguo.com.ar/pasajelapiedad/historiadepasajelapiedad.html

Alguna referencia actual en http://www.clarin.com/diario/1999/06/26/e-04902d.htm

La Piedad fue uno de los nombres de la actual calle Bartolomé Mitre, cuando la nomenclatura de calles de Buenos Aires se basaba en la ubicación de los Templos, casas particulares notables, cuarteles u oficinas públicas (década del 20 del siglo XIX); es decir cuando los barrios se estaban gestando a partir del crecimiento de la ciudad. Si bien el origen del Pasaje data de finales del siglo XIX, su ubicación y preservación no es casual, ya que se encuentra dento del considerado "tardíamente" casco histórico de la ciudad, en el barrio San Nicolás. Tal vez si se hubiese comenzado a construir el concepto de "casco histórico" mucho tiempo antes, la ciudad podría haber tenido una planificación adecuada (es decir una parte antigua y una parte moderna); entonces los habitantes y visitantes podríamos disfrutar de toda esa herencia de construcciones que, a pesar de las demoliciones actuales de edificios antiguos (en favor de los vaivenes mercantiles-inmobiliarios) , aún podemos conservar al menos en pequeñas muestras.



contador de visitas



contador de visitas

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos gusto mucho este ùltimo tema y Pregunta Lalo si es posible en el futuro sugerirte un tema sobre nuestra querida Buenos Aires,esperamos ansiosos la proxima "entrega".

depresso dijo...

Beautiful!